50 sombras de Grey es una mierda

Hoy se estrena la película 50 sombras de Grey. He de reconocer que tengo una cruzada personal contra esta saga desde que perdí algunas horas de mi vida leyendo parte del primer libro. Como no pienso ver la película comentaré el libro. No voy a entrar en si no refleja correctamente el BDSM y a cambio fomenta los malos tratos, que tampoco me voy a meter en camisas de once varas con algo que no conozco de primera mano. Y sé que sin haberlo leído entero puede parecer un poco prematuro atreverme a opinar sobre él, pero no. Créeme, 50 sombras de Grey es una mierda. Quiero decir… es una auténtica mierda. 

Es simplón, con diálogos sacados de la mente de un pretendiente de MYHYV, la historia no tiene ningún sentido, los personajes son repelentes… vamos que no merece la pena ni para ir saltando de 100 páginas en 100 páginas para encontrar alguna escena de sexo, que tampoco son para tanto; he leído libros "no-eróticos" con escenas de sexo mucho mejores. 

A ver, que si te lo has leído porque a veces tienes la necesidad de consumir bazofia te entiendo, a mí me pasa; yo de vez en cuando veo mierda en televisión porque mi cerebro me pide consumir algo de mala calidad, no puedo evitarlo. Pero hombre, leer requiere un esfuerzo mayor, tienes que ir uniendo letras hasta darles un significado, incluso tienes que mover el brazo para pasar las páginas (mover un poco el dedo si lo lees en el Kindle). De todas formas, como esto es una decisión personal y tomada desde la madurez intelectual no voy a entrar en ella. 

Si lo has leído y te ha gustado no te preocupes, hay solución:

  1. Lee. Lee mucho. Muchísimo. Aunque creo que con que leas 10 libros (de verdad) entenderás a lo que me refiero. No estoy diciendo que sólo se deberían leer clásicos, que también deberías hacerlo o libros en los que necesites 30 minutos para entender una página, que igual te viene bien pero tampoco es necesario.  Valen libros que te hagan sentir algo y que de paso no den vergüenza ajena. 
     
  2. Practica sexo. Mucho. Muchísimo. Esto básicamente como forma de ocupar el tiempo en vez de leyendo caca. Si te termina resultando monótono tanto sexo hay miles de planes alternativos como hacer deporte, ver la tele, leer no-caca o sentarte en el sofá a mirar el techo. Todas son mejores opciones. 

Y si eres de los que no lee porque "ya sacarán la película" (qué alegría, qué alboroto, otro perrito piloto) ya sabes que me caes mal, pero aún así te voy a dar un consejo: no la veas. Si las películas no suelen estar al nivel de los libros en los que se basan, ¡¡imagina cuando el libro es malo!! 
Además, que si lo único que se supone que le da un poco de gracia a la cosa es lo del sexo y se lo han quitado, imagínate, ¡que lo interesante van a ser los diálogos!

En fin, que me estoy cebando mucho y no todo es malo en esta historia. Me refiero, E.L. James ha conseguido la fórmula para forrarse, así que por su parte 50 sombras de Grey es maravilloso. Y quién sabe, igual en su lecho de muerte tiene un momento Alfred Nobel y reflexionando sobre el horror que ha causado su obra a la humanidad decide donar toda su fortuna a una sociedad que entregue premios a escritores que luchen contra la bazofia en el mundo. Soñar nunca está de más.